bot know legal off

Flash News

 

La principal razón, aunque puede parecerte obvia, es que mediante las auditorías internas intentará buscar todas las desviaciones de un sistema de gestión desde adentro de tu empresa obteniendo soluciones más rápidas, controladas y con un menor costo. Gracias a estas auditorías internas podemos encontrar oportunidades de mejora en el rendimiento de los procesos o identificar algún requisito legal que no se está cumpliendo.

El auditor maneja información que es confidencial, por lo que debe apegarse a un código de ética y de conducta como profesional.

 auditoria 1

Un auditor interno debe tener una combinación de competencias, calificaciones y habilidades. Entre las que encontramos:

  • Capacitación: es un aspecto fundamental. Un auditor interno debe tener una formación que le permitan cumplir con sus funciones. No importa si ha adquirido la formación a nivel interno o externo. Lo más importante es buscar información de la organización o persona que la va a impartir para comprobar su fiabilidad.
  • Aprendizaje: un buen auditor debe tener una capacidad de aprendizaje. Debe entender que cada una de las auditorías puede ser completamente diferente, por lo que la habilidad de aprender le ayudará a desenvolverse mucho mejor en futuras auditorías.
  • Personalidad y actitud: un auditor interno trabajará mejor siempre que tenga una buena predisposición y actitud positiva a la hora de trabajar. Un trabajador cuidadoso, atento a los detalles, con capacidad de comunicación y agradable no solo trabajará mejor, sino que hará trabajar mejor al equipo que lo rodea.
  • Experiencia: al igual que en todos los campos, la experiencia es un valor añadido, haber realizado varias auditorías ayudará a conocer procesos internos y cómo funciona la organización para así ser más eficiente.
  • Conocimientos múltiples: un auditor no solo debe tener conocimientos sobre auditorias. Es fundamental que conozca en la medida de lo posible las diferentes áreas para así controlar los distintos procesos internos. También un mayor conocimiento le ayudará a tener una visión más amplia del funcionamiento de la compañía.

Es importante que si el auditor interno es a la vez responsable de algunos procesos, estos procesos deberán ser auditados por otra persona (quizás otro auditor interno). Contar con este tipo de profesionales es clave para las empresas, ya que aunque sus análisis no tienen que tener validez legal frente a terceros, pueden proporcionar una serie de recomendaciones para mejorar los procesos internos, lo que llevará a optimizar el funcionamiento de la organización e incrementar así sus ganancias.

La capacitación a distancia se ha vuelto un tema relevante en este último año. SICMA Consultores® te ofrece soluciones de capacitación no presencial para formar a tus auditores internos, todo a la medida de tus necesidades.